24 junio, 2017

Mi primera computadora y mi última aventura tecnológica

Mi primera computadora fue un Apple IIe, aunque ya había trabajado con las computadoras alternativas de esa época como la Radioshack Color II, la Amiga y otras computadoras de tipo terminal. La use durante mis primeros años en la universidad como procesador de texto y como excusa para aprender a programar en basic, logo y C.
Hace 25 años cree mi primer programa real al crear un programa que enseñaba de forma visual las bases de la trigonometría y un año más tarde emulé un juego de Atari en la Apple IIe. Todo esto cuando aun estaba en el colegio. Al año siguiente creé un programa para organizar todas las opciones de horarios para el proceso de inscripción en la universidad, con priorización por profesor, horario, esperanza de horas libres y además de la impresión de los resultados.
Mi Apple IIe cumplió con sus objetivos, pero en esa epoca realizar el siguiente paso, adquirir una Mac no estaba a los alcance del presupuesto de un universitario. Tuve que esperar unos años antes de pensar en actualizar mi Apple IIe.
Un gran amigo mío, Augusto Valdez, quien fue mi compañero en la universidad, me introdujo en lo que en esa época era la PC XT con una de las primeras pantallas VGA a color. Bueno, para hacerla corta, ver una fotografía en colores en una pantalla me deslumbró completamente, adiós Apple hola PC. Mi nueva computadora fue una clone de una IBM 286 con una de las primeras pantallas SVGA a color que se importaron al Perú, vaya que me costó el capricho 🙂 Pero ese capricho definió lo que sería mi vida profesional en los siguientes 25 años.
Profesor en Cibertec, la escuela de postgrado de la UPC, mi propia empresa de desarrollo, programador, consultor, expositor. Hasta llegué a trabajar como consultor en Microsoft. Realmente no me puedo quejar.
Y parece que otro dispositivo tecnológico marcará mi trabajo en los años por venir. Desde que comencé a trabajar con un iPhone me absorbió la sencillez y facilidad para un dispositivo de ese tamaño y relativamente poca potencia logre que yo deje mi inseparable laptop de 17 pulgadas y mi Windows Mobile Smartphone, y empiece a depender de este iPhone para mantenerme comunicado, revisar mi correo electrónico, investigar en internet y otras pequeñas tareas.
A principio de año regresé a mis raíces, compré una MacBook!
Y después de un par de meses, estoy aprendiendo una nuevo lenguaje de programación y espero que en los próximos meses tenga lista mi primera aplicación para el iPhone.

Speak Your Mind

*